Una empresa que aporta al desarrollo sostenible del país

Diario El Mundo - Semana de la RSE y Sostenibilidad

La compañía opera en El Salvador a través de sus empresas distribuidoras: CAESS, CLESA, EEO y DEU SEM, llevando el servicio de energía eléctrica a diferentes sectores.

AES El Salvador es una empresa preocupada por ejecutar proyectos que aporten al desarrollo del país, tratando de responder a las exigencias y solventando eficientemente las problemáticas genera das en el sector eléctrico. La compañía opera a través de cuatro distribuidoras, ofreciendo energía en hogares, escuelas, hospitales, sector comercio e industria, contribuyendo así a mejorar el acceso a uno de los servicios más importantes para las familias: la electricidad.

Por medio de sus proyectos de responsabilidad social empresarial, AES El Salvador colabora con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con programas como Energía Rural, Educación, Medio Ambiente y AES Mujer, mismos que abonan a la sustentabilidad del sector eléctrico y consolidan el compromiso de la empresa de trabajar para mejorar la calidad de vida de las comunidades donde operan.

AES ENERGÍA RURAL

A través de este eje, la compañía cumple con dos ODS; el primero es el fin de la pobreza con acceso a la energía, mientras que el segundo es promover alianzas para lograr los objetivos.

Como parte de las buenas acciones dentro de Energía Rural, se han coordinado esfuerzos con Fomilenio, solo entre 2009 y 2012 se construyeron 1,110 proyectos de electrificación, beneficiando a más de 36 mil familias en 93 municipios de los departamentos de Morazán, La Unión, San Miguel, Chalatenango, Santa Ana, Cabañas y Cuscatlán.

Además, desde el año 2001 AES El Salvador ha trabajado en conjunto con el Fondo de Inversión Nacional de Electricidad y Telecomunicaciones (FINET) en alcaldías y comunidades organi zadas para desarrollar proyectos de electrificación rural, mismo que hasta la fecha ha benefi ciado a más de 37 mil familias en zonas rurales del país.

Recientemente, la compañía ejecutó el proyecto de Energía Rural Solar, apoyando así a 14 familias de San Francisco Menéndez, en Ahuachapán. “Esta iniciativa, que deseamos expandir hacia otras zonas remotas del país, permitiría llevar energía a comunidades de difícil acceso, y ubicadas a grandes distancias de las líneas de distribución eléctricas, de una manera más eficiente”, explicaron representantes de AES El Salvador.

En definitiva, todas las acciones realizadas dentro del programa Energía Rural de la compañía han contribuido a reducir el número de hogares sin electricidad, mejorando la calidad de vida de las familias de zonas rurales; la energía permite contar con nuevas oportunidades como la posibilidad de poner un negocio y recibir mejor educación, servicios de salud, seguridad vial y sano esparcimiento, entre otras.

AES EDUCACIÓN

Con el objetivo de aportar al desarrollo de una sociedad más consciente y conocedora de la importancia del recurso de la energía eléctrica y cuidado del medio ambiente, la compañía desarrolla programas educativos dirigidos a diferentes segmentos de la población, cumpliendo así con el ODS número 12: Producción y Consumo Responsable.

Uno de los programas que da cumplimiento a este ODS es Energía Mágica, con el cual se brindan charlas en escuelas y comunidades del país, educando de esta manera a más de 500 mil niñosy adultos sobre el uso eficiente y seguro de la energía eléctrica. La ejecución del programa ha sido posible gracias al establecimiento de alianzas estratégicas con organizaciones enfocadas al desarrollo y educación de niños y jóvenes, con universidades e institutos técnicos, además del trabajo de voluntarios internos.

Por otra parte, también se han brindado capacitaciones en eficiencia energética a encargados de gestionar el uso de la energía en comercios e industrias, afín de desarrollar y fortalecer una cultura del uso racional y eficiente de la electricidad.

El desarrollo de esta capacitación se basa en el Manual de Eficiencia Energética desarrollado por AES y el departamento de Ciencias Energéticas y Fluídicas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

AES MEDIO AMBIENTE

Dentro de este eje, AES ha tratado de cumplir los ODS de Vida Submarina y Vida de Ecosistemas Terrestres. Por medio de tres programas se han impulsado acciones a favor del medio ambiente, tratando siempre de cuidar los recursos y crear armonía entre la infraestructura eléctrica y la naturaleza. Ejemplo de ello es el programa de Arboricultura Urbana, con el cual se han impartido seminarios a cargo de un especialista certificado por la Sociedad Interamericana de Arboricultura (ISA, por sus siglas en inglés) a representantes de alcaldías, empresas constructorase instituciones de gobierno, entre otras.

Asimismo se ha ejecutado el programa “¡Recicla!”, que ha permitido recolectar papel, a través de las agencias de atención al cliente y con jornadas de reciclaje, en escuelas y comunidades de todo el país.

“El valor del papel que recolectamos lo donamos a Salva Natura para contribuir con sus programas de conservación. Desde 2010 a la fecha hemos reciclado cerca de 280 mil libras de papel”, expresaron representantes de AES El Salvador.

Además, informaron que apoyan el programa “SalvaTortuga”, mismo que es desarrollado por Salva Natura, dedicado a la protección de la tortuga marina. Cada año voluntarios de AES trabajan en la acomodación del corral de animación para 100 mil huevos en la playa Costa del Sol. Aunado a ello, la empresa aporta un donativo económico para la compra de huevos evitando la venta para el consumo humano.

AES MUJER

Las mujeres también son un foco de atención dentro de los programas ejecutados por la empresa. La compañía ha beneficiado a féminas salvadoreñas con formación en emprendimiento y capacitación técnica para ejecutar instalaciones eléctricas confiables y seguras.

Uno de sus proyectos es el Taller Empretec, mismo que ha ejecutado durante cuatro años consecutivos capacitando a esposas, madres, hijas, hermanas o primas de sus empleados por medio de un taller altamente interactivo y experimental diseñado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) e implementado en el país por la Fundación Empresarial para la Acción Social (FUNDEMAS). El taller brinda las herramientas y conocimientos necesarios para que las partici pantes puedan emprender sus propios negocios; hasta la fecha se han capacitado a 117 mujeres de diversas zonas del país.

Por otra parte, en el 2016 la compañía desarrolló el primer Curso en Instalaciones Eléctricas Residenciales, el cual fue impartido a 23 mujeres dentro del programa Ciudad Mujer (de la Secretaría de Inclusión Social).

Según representantes de AES El Salvador, el curso fue desarrollado por la Universidad Don Bosco y brindó conocimientos para la instalación confiable, segura y eficiente de un sistema eléctrico residencial, brindándoles a las féminas la posibi lidad de emprender en el oficio. Actualmente, 20 mujeres de la zona oriental y usuarias de Ciudad Mujer están siendo capacitadas en el tema por la Escuela Especializada en Ingeniería ITCA.

Una compañía comprometida con la calidad

Por medio de sus empresas (CAESS, CLESA, EEO y DEUSEM), AES El Salvador responde a las necesidades de las familias salvadoreñas, del comercio, industria y educación, cumpliendo con la responsabilidad de distribuir y generar energía eléctrica confiable y limpia, promoviendo además su uso eficiente y seguro, e impulsando proyectos urbanos y rurales que permiten el crecimiento del sector productivo.

AES abastece el 75 % del mercado eléctrico del país y brinda energía a más de un millón 300 mil clientes, mismos que reconocen la calidad del servicio.

En los departamentos de San Salvador, Chalatenango, Cuscatlán y Cabañas, la corporación extiende sus servicios a través de CAESS, mientras que en Santa Ana, Sonsonate, Ahuachapán y parte de la Libertad lo hace por medio de CLESA. En San Miguel, Morazán, La Unión, y parte de Usulután y San Vicente, AES está presente a través de EEO; aunque en el resto de Usulután la compañía llega a los hogares con su empresa DEUSEM.

Una de las principales apuestas de la corporación es la generación de energía verde; por ello, cuenta con una planta de generación fotovoltaica en Moncagua (San Miguel) con una capacidad instalada de 2.5 MW, producidos a través de más de 8 mil módulos fotovoltaicos e tipo policristalino.

Asimismo, en su planta de Nejapa, AES genera 6 MW de energía eléctrica a partir del biogás que se obtiene de la descomposición de los desechos sólidos del relleno sanitario.

No hay duda que AES El Salvador es una compañía que busca la innovación, la seguridad, integridad y la excelencia en el servicio.

Como parte de su visión empresarial, constantemente brinda entrenamiento a surecurso humano con la finalidad de evitar accidentes, además de dotarlos de conocimientos que les permitan solventar problemas dentro y fuera de sus instalaciones.

MÁS NOTICIAS