AES Energía Rural: energía para reducir pobreza y desigualdades

La Prensa Gráfica - La importancia de la RSE y la sostenibildiad

AES El Salvador es consciente que su naturaleza empresarial es vital en la resolución de los grandes desafíos globales. Ya sea para la generación de empleos, para el combate de la inseguridad, para incidir en el cambio climático, para la producción de alimentos o para aumentar los ingresos, el acceso a la energía es esencial.

Varios Objetivos de Desarrollo Sostenible del Pacto Global de las Naciones Unidas apuntan a la energía o la incorporan como un factor fundamental de éxito, ya sea en términos de accesibilidad, como aporte crucial a comunidades sostenibles, o como coadyuvante para el fin de la pobreza. También señalan la importancia de su producción no contaminante y su consumo responsable, entre otros.

Llevando energía a las comunidades rurales

Hacer posible el acceso a la energía eléctrica en las comunidades rurales contribuye enormemente a la reducción de la pobreza y a la reducción de las desigualdades. De acuerdo con la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples 2014, de la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC), 5 % de los hogares salvadoreños aún no tienen acceso a la electricidad, y entre ellos más de 59,000 se ubican en zonas rurales.

Desde hace más de 15 años el programa AES Energía Rural ha llevado electricidad a más de 73,000 familias, mejorando la vida de estas comunidades rurales, que con el acceso a la energía tienen la posibilidad de crear negocios, recibir servicios de salud, utilizar otros recursos educativos, mejorar la seguridad y fortalecer el sano esparcimiento.

El éxito y sostenibilidad de este programa ha sido posible gracias a las alianzas público-privadas que ha llevado adelante AES El Salvador con entidades estatales,
gobierno local y comunidades organizadas, entre otros, tema que ha sido señalado como imperativo dentro los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Por ejemplo, conjuntamente con Fomilenio, entre el 2009 y 2012 se construyeron 1,110 proyectos de electrificación. Con esto fueron beneficiadas con energía eléctrica más de 36,000 familias en 93 municipios de los departamentos de Morazán, La Unión, San Miguel, Chalatenango,
Santa Ana, Cabañas y Cuscatlán.

Asimismo, desde el año 2001, AES trabaja en conjunto con el Fondo de Inversión Nacional de Electricidad y Telecomunicaciones (FINET), con alcaldías y con las comunidades organizadas, para desarrollar proyectos de electrificación rural, esfuerzo que a la fecha ha beneficiando a más de 37,000 familias en zonas rurales de todo el país.

Energía rural solar

Adicionalmente, en AES El Salvador desarrollaron recientemente su primer proyecto de energía rural solar, que benefició a 14 familias de San Francisco Menéndez,
en Ahuachapán. Esta iniciativa, que se desea expandir hacia otras zonas remotas del país, permitiría llevar energía de una manera más eficiente a comunidades de
difícil acceso y ubicadas a grandes distancias de las líneas de distribución eléctricas.

AES El Salvador trabaja para asegurar la sustentabilidad del sector eléctrico, acompañando el crecimiento económico del país sin descuidar su impacto en el medio ambiente. Es por eso que enfoca sus esfuerzos en materia de responsabilidad social en torno a cuatro pilares, que involucran el desarrollo de proyectos de electrificación rural para el acceso a la energía de poblaciones que no contaban con este servicio, educación en el uso eficiente y seguro de la energía eléctrica, programas de conservación y biodiversidad, y formación para el desarrollo de las mujeres.

ver más noticias