Banco Mundial señala prohibiciones por ley en empleo para mujeres

Latinoamérica resulta bien librada, donde se resaltan reformas que favorecen a las mujeres en Colombia y Ecuador.

El Banco Mundial señaló que aún existen prohibiciones por ley en el trabajo para mujeres, en muchos países del mundo, aún en pleno Siglo XXI.

Según el informe Mujer, Empresa y el Derecho 2018, del Banco Mundial, en los últimos dos años los Gobiernos de 65 economías del mundo han tomado medidas, al aprobar 87 reformas legales para mejorar la inclusión económica de las mujeres.

Sin embargo, según el informe bienal, que analiza ahora 189 economías, las mujeres siguen enfrentándose a barreras generalizadas y arraigadas en las leyes, que las excluyen del mundo laboral y les impiden poseer un negocio al restringir su acceso al crédito o al control de los bienes conyugales.
 
Por ejemplo, el reporte constata que en 104 economías alrededor del globo, las mujeres tienen prohibido trabajar durante la noche o en determinados empleos en muchos sectores como la industria, la construcción, la energía, la agricultura, el agua y el transporte, lo que afecta negativamente a las decisiones de más de 2.700 millones de mujeres a nivel global.

En su quinta edición, el informe introduce, por primera vez, un sistema de puntuación con una escala de 0 a 100 para informar de manera más clara la agenda de reformas. Se asignan puntuaciones a las economías analizadas en cada uno de los siete indicadores del informe: acceso a las instituciones, uso de la propiedad, obtención de empleo, incentivos de trabajo, presencia en los tribunales, obtención de crédito y protección de la mujer contra la violencia.

Aunque ninguna economía obtiene la puntuación perfecta de 100 en los siete indicadores, entre las economías con un buen desempeño en todos los indicadores resaltan el Reino Unido, Nueva Zelanda y España.  

En general, las economías de ingreso alto tienen la puntuación promedio más alta en la mayoría de los indicadores.

Aunque la gran mayoría de las economías analizadas cuenta con leyes que prohíben la discriminación en el empleo basada en el género, solo 76 exigen igual remuneración por trabajo de igual valor, y 37 economías no cuentan con leyes que protejan a las trabajadoras embarazadas contra el despido.

Las economías de América Latina y el Caribe realizaron ocho reformas en los últimos dos años. Entre los aspectos más destacados de las reformas figuran Colombia, donde la Corte Constitucional eliminó las restricciones laborales al empleo de las mujeres; y Ecuador, donde se igualó los derechos a la propiedad de hombres y mujeres al no permitir que las decisiones del esposo prevalezcan, cuando los cónyuges no están de acuerdo con la forma de administrar su patrimonio.