El sistema comunitario y holístico de salud chino es un modelo para el mundo

El modelo chino hace recordar, en alguna forma, el enfoque del médico estadounidense Hunter “Patch” Adams, pues la salud también se procura con la interacción basada en la familia y el vínculo claro entre el personal y los pacientes.

El sistema comunitario y holístico de salud chino es un modelo para el mundo, según plasma un artículo publicado recientemente en el sitio web del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (UNAIDS,por sus siglas en inglés).

Se cita, por ejemplo, el Centro de Salud Comunitario de Yuetan, el cual se describe que está enclavado en una calle estrecha de una vieja zona residencial en el centro de Beijing, en China. 

La entrada al centro médico luce siempre abarrotada de bicicletas y no de vehículos, lo que hace suponer que sus pacientes viven en zonas cercanas al centro de salud chino.

Según el director del Centro de Salud Comunitario de Yuetan, Du Xue Ping, este y otras nueve clínicas asociadas prestan servicio a las 150.000 personas que viven en el área de Yuetan.

Aparte de medicamentos, este tipo de centro médico, con un enfoque integral y holístico de la salud, también promociona la salud y anima a las personas a que lleven una vida sana. Sabemos que prevenir es mucho mejor que curar", dijo el director Ping.

El centro cuenta con lo más novedoso en medicina china y occidental, y atiende a 420.000 pacientes al año. Presta asistencia a la población cada vez más envejecida de la comunidad, pues supervisa dos hogares para adultos mayores y realiza visitas a domicilio para los ancianos y las personas con problemas de movilidad.

Las instalaciones pertenecen al sistema médico multiestructurado de China, que goza de un gran reconocimiento y que ha permitido que personas a lo largo de todo el país accedan a servicios que salvan vidas. 

En este sistema las enfermedades que requieren de especialistas se tratan en los grandes hospitales, y los centros de salud comunitarios se ocupan de los servicios rutinarios. 

De acuerdo con datos oficiales de China, en 2015 en este país había más de 34.000 clínicas de salud comunitarias similares que prestaban, para ese año, servicios sanitarios básicos a 706 millones de personas.

De acuerdo con el director ejecutivo de UNAIDS, Michel Sidibé, centros de salud comunitarios son la primera línea de defensa para la protección de la salud de las personas.

Además, expresó el funcionario de Naciones Unidas, la interacción basada en la familia y el vínculo claro entre el personal y los pacientes son un ejemplo de las conexiones entre las personas.

Sidibé visitó el centro de salud comunitario para conocer más sobre su enfoque integral y holístico, y sobre cómo el sistema de salud comunitario de China puede ser una referencia para la iniciativa de los dos millones de trabajadores comunitarios de la salud que la Unión Africana ha emprendido recientemente.

En la década de los 70, los “médicos descalzos” o médicos rurales de China mejoraron significativamente el acceso a la atención sanitaria para las comunidades rurales y sirvieron como inspiración para otros países. China exportó su modelo, al enviar equipos de médicos y enfermeros a África.