AES Mujer impulsa la igualdad de oportunidades para las mujeres

Más de 150 mujeres han sido beneficiadas a través del programa AES Mujer, que busca fortalecer la inclusión de la mujer a través de programas para el desarrollo de las capacidades emprendedoras y talleres de formación técnica. 

En los últimos dos años AES El Salvador ha graduado 40 mujeres usuarias del programa Ciudad Mujer, de la Secretaría de Inclusión Social (SIS) en el Curso de Instalaciones Eléctricas Residenciales, brindándoles con ello la posibilidad de emprender en este oficio ejercido principalmente por hombres.

Asimismo, durante cinco años consecutivos, ha capacitado a 117 mujeres, familiares de sus empleados, en el programa EMPRETEC, un taller de formación emprendedora altamente interactivo y experimental, diseñado por las Naciones Unidas e implementado por FUNDEMAS, que brinda las mujeres participantes las herramientas y conocimientos necesarios para que emprendan un negocio propio.

Estas capacitaciones forman parte de los esfuerzos en responsabilidad sociales empresarial que AES El Salvador desarrolla desde el año 2013 a través de su programa AES Mujer. Con este programa busca beneficiar a la mujer salvadoreña, brindándole oportunidades que ayuden a mejorar sus conocimientos académicos y técnicos para el manejo efectivo de un negocio propio.

La clave del éxito de este programa ha sido en gran medida, gracias a las alianzas público-privadas que AES El Salvador lleva adelante con: La Secretaría de Inclusión Social, Ciudad Mujer, FUNDEMAS, la Universidad Don Bosco e ITCA-Fepade. Esto bajo la certeza de que la competitividad involucra aspectos económicos y sociales que solo pueden abarcarse mediante la confluencia de políticas públicas adecuadas, y la participación activa de la empresa privada. La experiencia de formar estas alianzas ha mostrado claramente que cuando todos ganamos, los beneficios son sostenibles.

AES El Salvador crea programas de responsabilidad social con visión de largo plazo, es por ello que continuará con su compromiso de seguir promoviendo la inclusión de la mujer salvadoreña al mercado laboral, a través del fortalecimiento de capacidades emprendedoras y la formación técnica en áreas relacionada con la electricidad, que hasta ahora han sido ejercidas principalmente por hombres.