AES El Salvador celebra 10 años de Energía Mágica

El programa Energía Mágica ha educado en 10 años a más de 560 mil personas en el uso seguro y eficiente de la energía eléctrica. En 2018 se renueva incorporando la importancia del recurso solar como fuente renovable y su efecto en la sostenibilidad energética y medioambiental.

San Salvador, 13 de diciembre de 2017. Hace diez años AES El Salvador decidió apostarle a la sostenibilidad energética con la implementación del programa Energía Mágica. Un programa educativo que tiene como objetivo promover el uso seguro y eficiente de la electricidad, educar a la población sobre cómo se genera, transmite y distribuye la energía eléctrica, así como el cuido de los recursos ambientales. 

Desde el 2007 a la fecha, 568 mil personas de todo El Salvador se han beneficiado con este programa educativo que forma parte de AES Educación, uno de los ejes de responsabilidad social empresarial de AES El Salvador.

La Directora de Comunicaciones de AES El Salvador, Virginia Trujillo, mencionó que “Durante una década Energía Mágica se ha dedicado a contribuir con el desarrollo sostenible de nuestra sociedad, para que esta sea más consciente y conocedora de la importancia del recurso de la energía eléctrica y del cuido del medio ambiente”.

Durante estos 10 años Energía Mágica ha visitado 2,900 centros escolares y 1,374 comunidades en todo el país. Estos resultados han sido obtenidos gracias al esfuerzo realizado en alianza con instituciones claves como Empresarios Juveniles; así como la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA),  la Universidad Francisco Gavidia, el Colegio Santa Cecilia y el Instituto Técnico Ricaldone, cuyos estudiantes han impartido las charlas educativas como parte de su servicio social.

Además, los contenidos de Energía Mágica se han difundido por el Museo Tin Marín y la Radio UPA; y el trabajo de voluntarios internos de las empresas CAESS, CLESA, EEO y DEUSEM, quienes, a través de estrategias innovadoras, replican los conocimientos de Energía Mágica.

Internacionalización y premios de Energía Mágica

En 2008 el programa Energía Mágica fue reconocido por la Organización de Estados Americanos (OEA) como uno de los diez mejores ciudadanos empresariales de las Américas.

En el 2010 fue seleccionado como uno de los diez mejores programas de desarrollo comunitario a nivel global, otorgado por PLATTS; ese mismo año AES El Salvador se agenció el premio a la “Excelencia Empresarial” otorgado por la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador, un reconocimiento a las buenas prácticas de responsabilidad social de AES El Salvador.

El éxito del programa permitió que en 2013 Tomás Corriente y sus amigos emprendieran su primer viaje fuera de El Salvador. AES El Salvador asesoró a su similar de AES Sonel en Camerún para la implementación del programa en el país africano. Energía Mágica fue renombrado como Le Monde Magique D´Électron en el idioma francés y The Magical World of Electron en el idioma inglés. Electron fue el nombre que AES Sonel dio a Tomás Corriente. Además, Energía Mágica ha sido replicado dentro de los programas de RSE que AES sostiene en Panamá y actualmente se trabaja en expandir su apoyo en AES Puerto Rico.

En 2015 el Consejo Nacional de Energía (CNE), a través de un prestigioso jurado, reconoció de entre varios participantes a AES El Salvador con el premio al “Aporte e  Impulso de una Cultura de uso Eficiente de la Energía”.

Nuevos retos de Energía Mágica: Sostenibilidad energética y medioambiental

Luego de 10 años Energía Mágica se renueva y sigue aportando a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales plantean que la educación es un eje transversal para alcanzar estilos de vida sostenibles en la ciudadanía.

“Con Energía Mágica, que alcanza hoy una década de trabajo constante, hemos fomentado la gestión y el consumo responsable de la energía eléctrica, uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Organización de las Naciones Unidas, contribuyendo a crear una cultura de uso responsable y seguro de este vital servicio en las nuevas generaciones” dijo Abraham Bichara, Presidente Ejecutivo de AES El Salvador.

En ese sentido, Energía Mágica reafirma el compromiso de AES El Salvador por impactar positivamente en el medio ambiente. Energía Mágica seguirá ejecutándose en escuelas y comunidades para crear conciencia social del valor del recurso energético, incorporando las nuevas tendencias globales en materia energética y su efecto en el medio ambiente.

“Estamos expandiendo nuestro camino educativo incorporando la importancia del recurso solar como fuente energética renovable. Continuaremos con la implementación continua y sostenible de este programa que hoy asume nuevos retos en educación de energías renovables y la protección del medio ambiente” finalizó Bichara.