Urge producir más alimentos con menos agua

Con el apoyo de tecnología satelital, la FAO contribuye con agricultores a hacer un uso más racional del agua para sus cosechas, de manera de preservar el recurso y hacer frente a la creciente demanda de alimentos.

Producir más alimentos con menos agua, es el objetivo que se ha fijado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Esto, sobre todo por el creciente aumento de la población mundial y de la misma forma su creciente demanda de consumo de alimentos.

Por ejemplo, según la FAO, para el año 2050 la humanidad rozará posiblemente las 10.000 millones de personas (ahora ronda los 7.000 millones). Un escenario que aumentará la demanda mundial de productos agrícolas en un 50%. A esta situación habrá que sumarle el clima cambiante del planeta, que creará obstáculos adicionales que afectarán todos los aspectos de la producción alimentaria.

En ese sentido, una nueva herramienta puesta en marcha por la FAO aplica  tecnología para un uso más racional del agua en la agricultura, sobre todo en naciones donde el recurso es escaso. Esta es la base de datos de acceso libre WaPor (por sus siglas en inglés Water Productivity Open-access portal), que permite medir la eficacia del uso del agua en los sistemas agrícolas.

La nueva tecnología, a través de imágenes de satélite, ayuda a los agricultores optimizar sus sistemas de riego y disponer de servicios hídricos más fiables, rentables y adaptados al incremento de la variabilidad climática.

WaPOR utiliza una metodología basada en píxeles para producir mapas integrales y se vale de la potencia de Google Earth para elaborar mapas que muestran la cantidad de biomasa y el rendimiento por metro cúbico de agua consumida.

Además, cuando la información se combina con datos en tiempo real, los expertos de extensión agrícola pueden ayudar a los campesinos a mejorar sus medios de subsistencia.

El sistema, concebido para África y el Oriente Próximo, y en particular para naciones con limitada disponibilidad de agua, estaría disponible en junio en 17 países y en octubre próximo se añadirá más información en áreas piloto de El Líbano, Etiopía y Malí.

Se trata entonces de encontrar maneras más inteligentes y eficientes de usar el agua y propiciar una agricultura más productiva, que permita satisfacer la creciente demanda de alimentos y alcanzar la meta de 2030 para el Desarrollo Sostenible de hambre cero.