Electrificación sostenible, alineada a los ODS

Revista Estrategia & Negocios

Asegurar la sustentabilidad del sector eléctrico sin descuidar su impacto en el medio ambiente y acompañar al país en su crecimiento económico, es el reto que ha planteado AES El Salvador. Así, enfoca sus esfuerzos en responsabilidad social en cuatro pilares fundamentales: proyectos de electrificación rural que hacen posible el acceso a la energía para poblaciones que no contaban con este servicio, educación en uso eficiente y seguro de la energía eléctrica, programas de reciclaje como forma de conservar el medio ambiente, y formación para el desarrollo de las mujeres.

Sus programas de RSE están basados en situaciones inherentes al negocio, y han sido concebidos bajo conceptos de sostenibilidad, lo que les ha permitido alinearse los ODS.

Bajo el compromiso con la protección ambiental y la diversificación de la matriz energética nacional que aseguren el recurso para las futuras generaciones, AES ha incursionado en la generación de energía a través de recursos renovables.

En 2015, lanzó un nuevo modelo de negocio que permite a las municipalidades su transformación hacia ciudades sostenibles en materia de iluminación eficiente, una solución integral para la sustitución del alumbrado público tradicional a tecnología LED.

Los programas para un consumo responsable de la energía deben involucrar al Estado, al sector empresarial y a la sociedad civil, estableciendo como ejes principales la generación de la cultura de uso racional de la energía en la publicación, la formulación de políticas nacionales y el diseño de un marco regulatorio adecuado, que permitan el correcto balance entre el crecimiento económico y la demanda en el consumo eléctrico apuntan.