Energía sostenible y desarrollo social

Los cuatro pilares de RSE se basan en electrificación rural, educación en uso de la energía, reciclaje y formación para las mujeres.

Revista Estrategia & Negocios

E&N - AES El Salvador - Especial de RSEAES El Salvador tiene claro el tipo de crecimiento económico y social que quiere impulsar desde su industria. Por ello ha tomado la bandera de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), para asegurar la sustentabilidad del sector eléctrico sin descuidar su impacto en el medio ambiente y aporte al país.

Tiene cuatro pilares en materia de RSE, que se concentran en proyectos de electrificación rural para llevar energía a las poblaciones que no tienen el servicio, educación en el uso eficiente y seguro de la electricidad, reciclaje y formación para el desarrollo e impulso de las mujeres.

“Nuestros programas de RSE están basados en situaciones inherentes a nuestro negocio, y están contenidos en la política de RSE de AES El Salvador, que a su vez se apoya en los lineamientos de la Corporación AES”, explicó Virginia Trujillo, directora de comunicaciones y relaciones externas de AES El Salvador.

Estos programas son de larga data, por ejemplo AES Energía Rural, que empezó a operar desde el año 2001 y que ha mejorado la calidad de vida de más de 73.500 familias salvadoreñas con electrificación rural en alianza con el Fondo de Inversión Nacional en Electrificación y Telefonía (FINET), los Fondos de la Cuenta del Milenio, alcaldías y las comunidades organizadas.

En paralelo, la empresa ha impulsado el programa Energía Mágica, a través del cual AES El Salvador capacita a niños y adultos en escuelas y comunidades sobre uso seguro y eficiente de energía eléctrica.

“Continuaremos trabajando en proyectos de electrificación rural que contribuyan a la reducción del 5% de hogares en el país que aún no cuentan con el servicio de energía eléctrica”, agregó Trujillo.

A través de su programa Recicla, AES apoya a los ciudadanos para contribuir en la protección ambiental, con la recolección de papel en sus agencias y mediante jornadas de reciclaje en escuelas y comunidades. El valor del papel es donado a la campaña “Adopta una hectárea” de SalvaNATURA para proteger el Parque Nacional El Imposible.

Por otra parte, dentro del programa AES Mujer en los últimos cuatro años se han capacitado 90 mujeres familiares de los colaboradores de AES El Salvador: esposas, hijas, madres, hermanas, brindándoles herramientas y conocimientos necesarios para que las participantes emprendan un negocio propio. La multinacional ha diplomado a mujeres usuarias del Programa Ciudad Mujer de la Secretaría de Inclusión Social.

Desarrollo sostenible

De cara a la Agenda global 2030, AES El Salvador trabaja en el objetivo de Energía asequible y no contaminante. Además de la distribución, también genera energía
a partir de biogas y reducciones certificadas de emisiones , además ha invertido en construir techos solares en tres instalaciones para autoabastecerse.