Alimentación holística beneficiaría a pacientes con diabetes

Los especialistas en este campo no imponen privarse de algún tipo de alimento, sino alimentarse integralmente, y en menor grado consumir lo común y corriente.

Resulta lógico pensar que si se tiene una alimentación holística o integral, se contribuiría en mucho a evitar un sinnúmero de enfermedades o sobrellevar condiciones ya adquiridas, como por ejemplo los que ya padecen un cuadro de diabetes.

El pasado 14 de noviembre, día en que se conmemora la prevención y tratamiento de la diabetes, Rocío Adame, especialista en Nutrición Holística, expuso a los asistentes del evento Diabetes180 realizado en México, que la nutrición convencional está representada únicamente por una tabla nutricional que incluye frutas, vegetales, carnes, granos y lácteos, pero también se debe aprender sobre los alimentos primarios. 

Según el enfoque holístico el alimento primario es todo aquello que no se consume, aquello que alimenta el alma y el espíritu según cada persona, porque todos somos seres bio individuales, es decir  con distintas células, tipo de sangre, necesidades y gustos diferentes. 

También se debe aprender que un alimento y un producto alimenticio no son lo mismo. Un alimento es una manzana, una porción de carne, un vegetal. Un producto alimenticio es todo aquello que se vende procesado, enlatado, congelado o la comida chatarra. 

Se necesita volver a lo ideal, que es un estilo de vida 80/20, es decir, comer todo limpio, natural, nutritivo y consciente. Comer alimentos en un 80% y dejar un espacio del 20% para un “gustito” o antojo de algún producto alimenticio como papas fritas o hamburguesa.

La especialista en nutrición holística, afirma que prohibir al 100% un alimento es lo peor, pues genera ansiedad y problemas para comer bien. Lo importante es hacer ejercicio, como mínimo, tres veces a la semana, media hora de actividad al menos y disfrutar mientras se segrega endorfinas.

Si de vez en cuando nos permitimos algo común, corriente y comercial, nos sentiremos mejor. Si todo el tiempo sientes que tienes hambre, no es un hambre real,  sino que tu vida tiene hambre de algo.

Buscar una nutrición holística es nutrir todas las áreas del ser, asimismo el cuerpo físico requiere comida pero también que dejemos de intoxicarlo con alimentos “chatarra”.